domingo, 10 de junio de 2007

Curiosity killed the cat

Lucho limpia oficinas.
Todos las noches se toma el colectivo 20 en Villa Caraza y se baja en el Centro.
Cuando todos salen, él entra. Mientras todos duermen, él trabaja.
Se pone los auriculares y limpia, friega, aspira, barre, sacude, lava, repasa, acomoda.
Hoy tiene que ir a un lugar nuevo. O viejo, según se lo mire.
Justo frente al Correo Central existe un edificio que estuvo vacío mucho tiempo. Los nuevos propietarios lo quieren limpio. Y allá va Lucho, con sus implementos y sus auriculares.
Cerca de medianoche, luego de haber trasegado durante horas, decide tomarse un pequeño descanso y fumarse un cigarrillo. El pasillo que lleva a las escaleras de servicio le parece el lugar ideal. Aún con los auriculares puestos, prende un rubio, mientras mira las luces de la ciudad.
Algo le llama la atención en el entretecho, parece faltar un panel. El hueco es lo bastante amplio como para que pasen sus hombros de negrito flaco.
Mira y solo alcanza a vislumbrar caños. Empuja un viejo macetero (la planta que albergaba pasó a mejor vida hace añares) y lo coloca debajo del panel faltante. Se encarama al macetero y mete la cabeza en el hueco.
Además de los caños, le parece ver dos puntos luminosos, como brasas, a solo un metro de distancia. Y enseguida algo que parece ... .
Cuando trata de reaccionar, es tarde, dos garras, con cuatro dedos cada una, se clavan en sus sienes y lo arrastran.
Desesperado, patalea y trata de luchar. Pero el daño está hecho.


-"¡Luchooo! ¿Donde se metió este cabeza?" Se preguntaba Ordoñez, el capataz de Lucho.
Le llamó la atención el macetero colocado en medio del pasillo, debajo de un hueco.
Y los auriculares que colgaban de este. Puteando (Ordoñez está gordo y le molesta cualquier esfuerzo físico), se subió al macetero y se asomó al hueco.
-"¿Luchito, estás ahí?"

16 comentarios:

El Mostro dijo...

Lo escribí en el celeblo mientras fumaba en un pasillo y veía un buco en el techo, pero el macetero era muy pesado para correrlo...

zeze dijo...

Hola Mostro

Mira se te gusta lo nuevo post!
Un Abrazo

Abril_de_otoño dijo...

que bueno, me gustan estos relatos, me apasiona mucho, creo que vendre mas seguido,

besos y te espero en mi blogs..


abril.

El Mostro dijo...

Hola zeze! Su blog no es apto para cardíacos!

Abril, bienvenida, la visitaré pronto. Ahora.

Gitana dijo...

y queeeeeeeeeeee???
no me vas a dejar ahi!!!???
conta mas!!!

El Mostro dijo...

Gitanilla, final abierto... :)

BUDOKAN dijo...

Aterrador este pequeño relato que leí desde el comienzo con el interés de quien se involucra en trama. Saludos!

Denise dijo...

buajajajajaja... debe estar tapizado de curiosos el fondo del hueco!

El Mostro dijo...

¡Muchas gracias Don budoka!

Mirá Denise, he conocido tanto curioso atrapado en algún hueco... Besos.

Jeza dijo...

Nooo, alguien que le avise a Ordoñez lo que se viene :S
Me siento impotente no pudiendo ayudarlo (?)
En un rato me paso por tus otros blogs.
Un gusto, che!

El Mostro dijo...

¡Gracias Jeza!

damiatron dijo...

Insisto. Excelente.

El Mostro dijo...

Ay Don damiatron, me hará poner colorado, gracias. Este cuento se me ocurrió en pasillo escatologico donde iba a fumar ...

Paz dijo...

jajajaja maravillosa forma de contar lo que observas.

Paz/

Malka dijo...

Interesting to know.

El Mostro dijo...

Muchas gracias Paz.


Thanks Malka!