martes, 12 de febrero de 2008

Cuestión de piel

La fragata "Traveling bold" de la Esfera Cultural Terrestre emergió al espacio normal más allá de la nebulosa del Dragón. El capitán Dagr Niflheim trataba de ocultar su nerviosismo, sin lograrlo del todo. Los terrestres ignoraban si estaban en espacio p'laj o no y cualquier precaución era poca.

- Seguridad, ¿alguna señal?
- Negativo, continuo rastreando.
- Cambiar a alerta amarilla.
- A su orden.

La guerra contra los p'laj, "los otros" duraba ya doce años. Se sabía poco de ellos, excepto que no daban ni pedían cuartel y eran terriblemente xenófobos. Jamás tomaban prisioneros o se rendían. El análisis de sus comunicaciones solo había conseguido decodificar una centena de palabras. Su tecnología indicaba un grado de avance levemente inferior al de la mancomunidad humana, que compensaban con su ferocidad. Las autopsias revelaban seres, a mitad de camino entre reptiles y mamíferos, ovíparos y hermafroditas.
La misión de la "Traveling bold" y de otras naves semejantes, era tratar de delimitar el espacio p'laj, rehuyendo el combate de ser posible.

- Astronavegación a puente.
- Aquí puente.
- Hay un sistema planetario en las cercanías, invisible desde el sistema solar a causa de la nebulosa. Está compuesto por siete, no, rectifico, por nueve planetas. ¡Felicitaciones capitán! Astronavegación fuera.

El rubio y alto Dagr Niflheim sonrió. Como comandante de la nave, el capitán tenía el derecho a bautizar la nueva estrella y sus planetas. Pensó un momento, mientras no dejaba de controlar los informes de las distintas secciones que le iban llegando.
Finalmente, su origen escandinavo se impuso y tecleó en su consola los nombres de los cuerpos celestes recién descubiertos. Se basó en la mitología nórdica. Según esta, Yggdrasil era el árbol de la vida, un fresno perenne cuyas raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos: el Asgard, el Midgard, Hel, etc. De su raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento, custodiado por Mimir.
Así que bautizó Yggdrasil a la estrella y a los planetas los nombró:
1. Helheim, el Reino de los muertos.
2. Svartálfaheim, el Reino de los elfos oscuros
3. Niflheim, el Reino oscuro.
4. Jotunheim, el Reino de los gigantes.
5. Midgard, el Reino de los Hombres.
6. Vanaheim, el Reino de los Vanes.
7. Alfheim, el Reino de los elfos de la Luz.
8. Asgard, el Reino de los Dioses.
9. Muspelheim, el mundo primordial de fuego y hielo.

- Comunicaciones, transmita a la Base Lunar nuestras coordenadas y los nombres que he ingresado. No se demore, eh? -pidió secamente el capitán.
No le gustaban los "sudacas" y lo demostraba en el trato, pero no dependía de él tenerlos a bordo.
- A su orden -contestó el teniente Pancracio Farías.

"Que tipo jodido este rubio. Siempre nos ladra. Con los europeos y los norteamericanos no es así. Ya me tiene las bolas llenas." Pancracio hizo un recuento mental de todos las veces que el capitán se dirigió a los latinoamericanos abordo y siempre, siempre usó unos modos prepotentes. "Que se vaya a la mierda". Pensó en lo que su abuelo le había enseñado, allá en la lejana Corrientes, mientras pescaban en los esteros del Iberá. Y procedió a modificar lo tecleado por el capitán Dagr Niflheim:
Estrella: Tupá, el dios supremo.
Planetas:
1. Tatachina, la neblina primigenia.
2. Ñamandú, los vientos originarios.
3. Ñanderuguasu, Nuestro Padre Grande.
4. Yeguaka, diadema de flores y plumas.
5. Ayvú, la Palabra Creadora.
6. Ñanderu py'a guasu, Nuestro Padre de Corazón Grande.
7. Karaí, el poniente.
8. Yvy Tenonde, Tierra Primera.
9. Yvága, Morada eterna.

El teniente Farías sonrió satisfecho y pulsó "Enviar".

24 comentarios:

Franziska dijo...

La palabra albahaca que me regalaste, se ha convertido en un pequeño trabajo que, si quieres, podrás ver. Al final, se publica su dirección de http y el nombre del blog. Supongo que estarás de acuerdo pero si tienes alguna objección me lo dices y lo retiro inmediatamente.

BUDOKAN dijo...

Me encantan los relatos sobre el universo sideral. Por cierto muy curiosos los nombres de los planetas. Saludos!

Roxi dijo...

Hola Mostro!
De repente todos somos medios así entre mamíferos y reptiles, incluso a ratos me considero alienígena.
No tengo nave pero he nombrado estrellas millones de veces, sobre todo al contemplar el cielo no contaminado por la luz de la ciudad, desde algún pueblo del sur de Chile.
Contemplando a orión siempre me preguntaba que ocurriría si a su cabeza, se le ocurriera convertirse en estrella fugaz, nos quedaríamos sin norte, con todo lo que eso implica.
No tengo nave, pero si tuviera una, sin duda visitaría Ayvú y me quedaría ahí largo rato inciándome en los secretos ritos de la palabra creadora.
Abrazo!

Viejito Cibernetico dijo...

Mi nunca bien ponderado Monstruo

Usted está medio raro con sus historias... me gustan, a mi se me ocurrían cuando paseaba por El Tigre o Palermo con mis amigotes Orlando, Mostaza, Churu y nos tomabamos sus buenas ginebras llave... que tiempos aquellos.

El veterano

El Mostro dijo...

¡Grande Fran! Ya pasé y lo leí, muchas gracias.

Budokán, con un Cabernet encima me sale cualquier pavada. Un abrazo.

Muy buena elección Roxy. Un beso.

Viejito, me sorprende usted. No sabía que anduvo por estos lares. Un abrazo.

peregrina dijo...

hola Mostro, me gustó mucho el relato...felicitaciones y un gran saludo

El Mostro dijo...

Hola Peregrina! Es una boludes que se me ocurrió, no es tan bueno...
Besos.

Abril_de_otoño dijo...

jeej lo que mas gusto fue los nombres que usaste,
alavo tu imaginacion...

besos de mosntrua ejeej


abril.

El Mostro dijo...

Muchas gracias Abril! Pronto andaré por tu "casa". Besos.

Gloria Nancy dijo...

Como hace para tener tanta imaginación???
Ejercita ese cereblo velda???
Me gusta muchos sus cuento, uno no se detiene de leer hasta terminar.
Me gusta

El Mostro dijo...

Andá, a cuantos les dirás lo mismo....

Lolita dijo...

Me ha encantado el relato, los nombres son para recordarse.
Un beso

Sir Brat dijo...

les pido su ayuda
se perdio una perrita
http://salandolasheridas.blogspot.com/2008/05/se-busca.html

si lo pueden poner en su blog

gracias

Antonio Chamu dijo...

Mmm... Esta entretenido.
Aunque algo predecible el final.
Y eso de la guerra con los "otros" no se que relación tiene con el resto de la historia.
Pero, se deja leer y esta bien.
Buen trabajo.

Amy dijo...

¡Oh! Resulta que tal vez seamos vecinos, pasemos por los mismos lugares, reneguemos de que le quieran cambiar el nombre al barrio... y nos venimos a encontrar a través del relato de una máquina. (Vengo de Línea Sur, un blog de aquí cerquita, con nombre de un lugar de la Patagonia)

Hermana de SDU-7 dijo...

Se me hace que escuchás Therion...

La historia está muy buena, tiene un parecido con la realidad....jeje

El Mostro dijo...

Hola Hermana de SDU-7!
La verdad que no lo conocía a ese grupo, trataré de interiorizarme.

Saludes.

Hermana de SDU-7 dijo...

Qué raro que no conocías al ese grupo, porque los nombres que puso el rubio europeo son canciones de esa banda...
Y bueh, lo habrás sacado de otro lado.

andrés dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
LOLA dijo...

TE SOY SINCERA MOSTRO.....LE TENGO PÁNICO A LOS MOSTROS Y ESAS PELÍCULAS DE TERROR ....

NOOOOOOOOOOOO PUEDE SER ....
YA LEÍ BIEN
ES "EL MOSTRO" ...NO ES "EL MONSTRUO"

Y QUE MIERDA SIGNIFICA MOSTRO?
ME VOY VOLANDO A BUSCAR.
SERÁ EL MOSTRÓ ?

TA CHÉVERE TU BLOG.

LOLA CIENFUEGOS

El Mostro dijo...

Bienvenida Lola!

Mariana dijo...

Que lindo que escibis! Voy a seguir leyendo, en retrospectiva, claro...

El Mostro dijo...

Muchas gracias Mariana! No te olvides de pasar por Mosterio.

Besos.

Agnes ROÑOSA dijo...

orale l' monstre hay que leer, deja sigo, ya me clave